Lo que no sale en las cifras del paro

paro-bajara-rajoy

David Bollero | Público

Hoy se han hecho públicos los datos del paro y con algo más de 4,5 millones de desempleados el Gobierno se felicita porque, en su opinión, sus reformas están surtiendo efecto. Le resta menos de un año al Ejecutivo de Rajoy para cumplir con su promesa electoral de terminar con menos paro del que empezó -sobre la de creación de 3,5 millones de empleos de González Pons correremos un tupido velo-, que se situaba en unas 91.000 personas mes. Parece, pues, afrontable, pero habría que fijarse en la letra pequeña, comenzando porque la Construcción sigue siendo el tecer sector en el que más se reduce el desempleo.

Y eso nos lleva a cómo se está reduciendo la lista del paro. No hace falta tirar de la EPA ni de las cifras de españoles que emigran, basta cruzar los datos de empleo y de afiliación a la Seguridad Social para darse cuenta de que sólo 1 de cada 3 de los que dejó la lista de desempleo lo hizo porque encontró trabajo. Asimismo, si miramos los efectos de la famosa tarifa plana de 100 euros para fomentar la contratación indefinida (aprobada en febrero de 2014) vemos que no está teniendo ningún efecto. En marzo de 2014, los contratos temporales ascendieron a 1 millón aproximadamente. ¿Cuántos hemos registrado durante el mes de noviembre? casi 161.000 más superando 1.250.000 contratos temporales. Crece, pues, el número de contratos temporales mientras el de indefinidos decrece proporcionalmente.

Dicho de otro modo, que los contratos indefinidos en marzo andaban en el 9,33% del total y ahora no llegan ni al 8,5% con el agravante, además, de que la proporción de indefinidos a tiempo parcial está creciendo progresivamente. Así no sorprende que el 32% de los asalariados, según datos de la propia Agencia Tributaria, esté cobrando menos del salario mínimo interprofesional (645 euros al mes). Un despropósito.

El drama de la mujer

Por otro lado, si profundizamos más en los datos, vemos que la mujer sigue siendo la gran castigada, con casi 272.000 paradas más que los hombres, una cantidad muy superior a cómo lo retomó Rajoy y, sobre todo, al periodo anterior a la aplicación de la reforma laboral, aprobada en febrero de 2012. Entonces, la diferencia entre parados y paradas apenas era de 5.500 personas. La tasa de ocupación de las mujeres no alcanza ni el 40%y es que, tal y como explica Justa Montero, feminista y experta en género y políticas públicas, “España es el cuarto país europeo, tras Luxemburgo, Malta y Chipre, que tiene mayor número de mujeres fuera del mercado laboral debido al cuidado de niños o dependientes”.

La situación para las mujeres que trabajan no es mucho mejor: Más del 72% del trabajo a tiempo parcial es realizado por mujeres. A ello se suma, según Montero, el hecho de que “la brecha salarial entre hombres y mujeres es del 29,8%, es decir, un 1% más que cuando arrancó la crisis”. ¿Cuál es la consecuencia? Que después de trabajar una vida entera, la pensión media de una mujer en España es un 41% inferior que la pensión media de un hombre.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s